amadiya

Aunque suene un poco raro, la primera persona que me habló e intentó convencerme de ir al Kurdistán fue nadie menos que mi padre.

Acababa de llegar de Erbil en un viaje puramente ocioso, entusiasmado y contando maravillas sobre la hospitalidad y amabilidad de los kurdos.

Sus palabras, así como sus fotos, me dieron muchísima envidia, así que intenté de hacerme a la idea de que quizás, yo también debía visitarlo.

Esto fue en 2016. Mi segunda visita fue en el 2018.

No obstante, no tenía la más mínima idea de qué es lo que se podía hacer en el Kurdistán. En realidad, mi padre había visitado Erbil únicamente, pero ya que iba, pues a mí me apetecía explorar la región un poquito más a fondo.

Fuera de Erbil, sin embargo, lo que me imaginaba era una zona despoblada, mísera, desértica y potencialmente peligrosa, pues el Kurdistán estaba a muy pocos kilómetros de Mosul, que en aquel entonces estaba bajo control del Estado Islámico.

Me daba un poquito de respeto, así que me puse a buscar información y, sorprendentemente, las imágenes que me salían eran de  tremendos paisajes formados por montañas, verdes colinas y picos nevados.

No me podía creer que en el norte de Irak, tan cerca de la frontera con el Estado Islámico, pudiera ser tan y tan verde; pero recuerdo que lo que más me llamó la atención fue una aldea súper preciosa como nunca antes lo había visto.

Se llamaba Amedi y tenía la gran peculiaridad de que se encontraba en lo más alto de una colina, con unas vistas increíbles al valle.

Realmente no me la quería perder.

Para demás lugares qué visitar, no te pierdas mi itinerario de 2 semanas para el Kurdistán iraquí

 

amedi

 

Visitando Amedi en Irak – De donde llegaron los 3 Reyes Magos

Desde Irak hasta Israel y Palestina, Siria y hasta en el Líbano, esta parte de Oriente Medio es la cuna de la civilización occidental.

Aquí es donde se encuentran las ciudades más antiguas del mundo, como por ejemplo Byblos, Babilonia, Erbil, Jericho y un largo etcétera.

Son ciudades con miles y miles de años de historia por donde han pasado decenas de civilizaciones, imperios y religiones. Centros de creación de conocimiento y comercio que en su día se exportaron a occidente y que fueron clave para el desarrollo de nuestra sociedad.

Si vas en busca de un buen guía, te recomiendo enormemente que vayas con Karwan, el guía independiente que está detrás de Iraqi Kurdistan Tours. Si buscas información sobre él online, verás que tiene un montón de buenas referencias por parte de muchos viajeros, y es que el tío se está convirtiendo en toda una leyenda. Además, por ser lector de este blog te puedes llevar un descuento exclusivo de 7,50USD (por día) usando mi código promocional ATC-KURD. Esto significa que si lo contratases por 5 días, te llevarías 37,50USD de descuento. Simplemente, mándale un email a [email protected], mencionando el código de Against the Compass. (Por cierto, Karwan habla inglés).

Amadiya Kurdistan Iraq
El paisaje de alrededor de Amedi

Amedi (o Amadiya) es una de las muchas ciudades históricas de la región. Se dice que fue fundada en el año 3,000 A.C., y en su fundación formaba parte del Imperio Asirio, aunque después estuvo ocupada por muchos otros y era conocida por ser un lugar donde cristianos, musulmanes y judíos convivían libremente y en paz.

Sin embargo, con sus 5,000 años de antigüedad, su gran popularidad se atribuye a que la evidencia histórica muestra que aquí era de donde partieron tres de los sacerdotes más relevantes de toda Persia en su viaje hacia Belén, con el fin de conocer al niño Jesús en el año 0, y que hoy en día son popularmente conocidos como los 3 Reyes Magos.

Los 3 Reyes magos, sí.

Aquellos 3 tipos que cada 6 de enero les traen regalos a los niños con sus camellos.

Pues estos colegas llegaron supuestamente desde Amedi.

Lee: 50 Consejos para viajar al Kurdistán iraquí

Amadiya Iraq
La entrada antigua a Amadiya

Amedi hoy en día

A día de hoy, Amedi es una pequeña y tranquila aldea.

Sinceramente, el centro no tiene nada de especial, pues no se ve a mucha gente por la calle y la mayoría de casas parece que tengan unas pocas décadas de antigüedad.

Lo más impresionante y principal atracción es la antigua entrada llamada Bahdinan Gate, una entrada de piedra de casi 14 metros de altura y que se conserva en perfectas condiciones.

La misma entrada pero de noche

Desde allí, se divisan vistas al valle, que como podrás ver en las fotos es realmente impresionante.

Por otra parte, verás que Amedi recibe una cantidad significativa de turistas locales. Las dos veces que lo he visitado, en 2016 y 2018, me encontré con varios quienes se mostraban muy curiosos, y es que les entusiasmaba la idea de ver por allí a un turista, y más si era español, porque los kurdos tienen una verdadera obsesión por el fútbol. Demasiada.

Aquí con unos estudiantes kurdos de Dohuk

Por otra parte, en Amadiya todavía reside una comunidad significativa de cristianos, así que en el centro puedes también encontrar una licorería donde comprar cerveza fresca. Yo me compré un par de birras y me las tomé al lado del Bahdinan Gate.

También te aconsejo que te bajes por el caminito al lado de Bahdinan Gate, es decir, que vayas al pie de la colina, ya que la perspectiva desde abajo es también interesante.

Amadiya (Kurdistán iraquí) es un pueblo de 5,000 años de antigüedad situado en lo alto de una colina plana
Amadiya desde abajo
También al pide de la colina. Este es el dueño de las anteriores ovejas y una de las mejores fotos que jamás habré hecho.

Además, te recomiendo que subas alguna de las muchas colinas que se ven en dirección a la frontera con Turquía. Están un poquitín lejos, como a 1 hora caminando desde Amedi, pero es la única manera de poder apreciar la forma y posición de la aldea, desde arriba. En la sección de más abajo de información práctica, puedes ver el punto exacto donde me subí. Las vistas eran estupendas.

La bandera kurda y Amadiya de fondo, desde lo alto de la montaña

 

Información práctica para visitar Amadiya

Dónde se encuentra – Amedi está a unos 230km de Erbil, a tan solo 10km de la frontera con Turquía. En el mapa puedes también ver la localización de la colina que me subí, aunque ten en cuenta que es muy aproximada, pero te harás una idea una vez llegues allí.

Cómo llegar – Si decides ir con un guía privado desde Erbil, el precio estándar es de 150-170USD, incluyendo ida y vuelta. Si decides llegar en transporte público, puedes ir en autobús o taxi local compartido hasta Dohuk y de allí coger un segundo taxi local compartido hacia Amadiya. El precio de total de todos los taxis (ida y vuelta) sería de unos 30-35USD, aproximadamente. Sin embargo, no estoy muy seguro de si lo podrías llegar a hacer en un sólo día (en transporte público), y aunque pudieses, pues tampoco podrías explorar la zona a fondo.

al amadiya iraq
Amadiya durante la puesta del sol

Dónde dormir – Dentro de Amadiya no hay hoteles, sino que están a las afueras, como a 2 o 3 kilómetros siguiendo la carretera con dirección a Dohuk. Puedes encontrar una habitación por 20,000ID, que serían unos 15€.  Yo pregunté en la aldea a ver si por casualidad había un guest house, pero me dijeron no, aunque que los viajeros estaban bienvenidos a dormir dentro de la mezquita, lo cual me pareció una idea estupenda. No obstante, cuando planté mi saco de dormir y toda la historia, se me acercaron unos chavales estudiantes y me invitaron a dormir a su residencia.

Recuerda de leer todos mis artículos y guías al Kurdistán iraquí

 

QUIERES VIAJAR A LOS LUGARES MÁS INSÓLITOS?

SUSCRÍBETE!

y recibe mis últimas noticias, artículos e inspiración sobre los destinos no turísticos más remotos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios