Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp

mujer viajando al Kurdistan iraquí

Como siempre que vuelvo de un país de Oriente Medio o musulmán, no existe chica alguna que, en cierto modo, no se muestre un tanto escéptica sobre viajar al Kurdistán iraquí siendo mujer.

Yo personalmente considero que el Kurdistán es un país bastante seguro, independientemente de tu sexo, y a pesar de ser una región de lo más insólita, este es uno de los lugares menos conservadores de Oriente Medio, hogar de una gran comunidad cristiana, y sin espacio para comportamientos fundamentalistas entre la población musulmana, lo que significa que los mismos kurdos están bastante acostumbrados a tratar con mujeres con tendencias liberales, es decir, que no llamarás tanto la atención como lo harías en otros países musulmanes como podrían ser Pakistán o hasta Jordania. 

Sin embargo, y como me pasa siempre, soy plenamente consciente de que vosotras, chicas, estáis buscando una respuesta más detallada que contenga razonamientos más específicos, alguien que os asegure de que el Kurdistán iraquí es un lugar 100% seguro para mujeres que viajan solas. 

Así pues, he decidido ponerme en contacto con Andrea de Hunting Rarities (Cazando Rarezas), una chica joven belga que ha estado mochileando por lugares tremendamente insólitos de Oriente Medio y Asia Central, y quien nos viene a contar 6 Consejos sobre cómo es viajar por el Kurdistán siendo mujer. 

Para la guía genérica de la región lee: 50 Consejos para viajar al Kurdistán iraquí

 

Kurdistán iraquí mujer sola

 

6 Consejos sobre viajar al Kurdistan iraquí siendo mujer

El Kurdistán no acostumbra a estar en los planes de muchos viajeros, pero aún así, es uno de aquellos destinos que nunca nos dejará de sorprender a aquellos que decidimos pegarnos el salto. 

Aunque la región sea geográficamente pequeña y situada en medio de una región políticamente inestable, la mayoría de viajeros, y en especial las mujeres, estarán de acuerdo en que se trata de una experiencia altamente gratificante, sin importar cuánta experiencia tengas viajando. 

Me he tomado la molestia de juntar una serie de consejos, así como las razones que me hicieron llegar a amar dicha región y el por qué se lo recomiendo a cualquier chica viajera que esté todavía dudando. 

Lee: Itinerario de 2 semanas por Kurdistán

 

Como mujer, es muy fácil moverse por el Kurdistán

Siendo una región tan remota e insólita, muchas chicas deben pensar que moverse por aquí puede presentar ciertas complicaciones, pero en mi experiencia, es realmente fácil!

Como en casi cualquier país, los kurdos se mueven por toda la región y ciudades continuamente y debido a que su sistema de autobuses no está muy bien definido, acostumbran a viajar en taxi compartido local, que son francamente baratos. 

De hecho, como mujer extranjera, me daban prioridad y siempre me dejaban ponerme en el asiento de delante, el cual acostumbra a valer un par de € más que los de detrás, pero nunca me cobraron de más!

Durante el trayecto, hacíamos varias paradas, y  la verdad es que todos los taxistas eran muy amables y simpáticos. 

Por otra parte, hacer autoestop es muy común y para nada está mal visto, aunque como mujer, pues tu instinto debería de decirte si confías o no en la persona que te va a recoger. Aquí sí que lo ideal sería encontrar a otro viajero, preferiblemente hombre, que te acompañe en la aventura. 

Pues sí, chicas, los lavabos de las áreas de la servicio de la carretera no son únicamente cómodos, sino que además son sexis 😉

 

La oferta de comida y la hospitalidad hacen que viajar por el Kurdistán como mujer sea fácil

Después de viajar por Irán, creía que ya lo conocía todo sobre la hospitalidad, pero la verdad es que en el Kurdistán lo llevan al siguiente nivel. 

La primera vez que me fui a cenar por ahí, pensé que me estaban timando.

Antes de ni tan siquiera pedir nada, me trajeron como diez platos con salsas, ensalada y pan para un regimento entero, tanta comida que ya casi no había razón como para pedir aquel pollo que tenía en mente. 

Vinieron a pedirme la comanda, y sin saber si me iban a cobrar de más por todos aquellos platos, decidí pues pedir el pollo de todos modos, y a esperar a ver cuál sería la cuenta.

Y bueno, al final, me cobraron únicamente el pollo y una botella de agua. 

Te recomiendo que te comas un falafel en una de las muchas paradas de Erbil cerca de la ciudadela, ya que es una de las mejores maneras de hacer amigos!

La comida no era únicamente abundante, sino que los ingredientes eran frescos, sanos, variados y todo era hecho con amor. La comida de calle es fácil de encontrar también, aunque ésta se simplifica a shawarmas, falafels y una especie de alubias hervidas. 

Sin embargo, casi nunca me hizo falta comer en un restaurante, más que nada porque los locales no paraban de darme comida, gente con quien me encontraba así por la calle, desde kurdos que no querían nada más que establecer una conversación, hasta abuelitas cuya única misión del día era darle de comer a una mujer extranjera. 

Consejo: Si nunca haces Couchsurfing, pregúntale a tu anfitrión dónde comer la mejor dolma kurda. Créeme cuando te digo que no hay nada que pueda compararse con las berenjenas o calabacines rellenos de tomates, arroz y carne hecha por una mamá kurda. 

Como mujer, hay también una alta probabilidad de participar en este tipo de rituales familiares en donde los hombres no se les permite ni mirar, y en donde puedes ayudar a cocinar platos locales y hasta que te visten con sus vestidos tradicionales. 

Posando en Amedi con una granada en la mano, el símbolo del lujo, fertilidad y celebración.

 

Dónde alojarse y sentirse segura como mujer en el Kurdistán

Con toda mi sinceridad, en el Kurdistán me sentí segura en todo momento. 

Sin embargo, y como en cualquier otra parte del mundo, pues hay que usar el sentido común. 

De gente mala, hay por todas partes, y no deberías de irte con cualquier persona que te encuentres o aceptar invitaciones así porque sí. 

Sin embargo, a mí personalmente me resultó muy fácil confiar en la gente, sobretodo porque la cultura de la hospitalidad es bastante omnipresente. 

Si prefieres estar con gente local porque no acabas de sentirte cómoda estando sola, la comunidad de Couchsurfing es relativamente grande y normalmente resulta fácil encontrar a alguien con quien pasar el día o todavía mejor, quedarte a dormir en su casa. 

Y por cierto, tampoco infravalores el poder de Instagram!

Yo me pasé el viaje usando el hashtag #Kurdistan en casi todas mis publicaciones, lo que me conectó con muchos jóvenes interesados en quedar para tomar un café o llevarme de tour. 

Las posibilidades para conocer gente son ilimitadas, tanto hombres como mujeres. 

Si el Couchsurfing no es lo tuyo, hay hoteles en cada una de las ciudades para todos los precios y bolsillos. 

En Erbil, el hotel Divan es muy famoso por el papel que desempeñó durante la guerra, ya que es donde se alojaban todos los periodistas y trabajadores extranjeros, incluyendo la CNN, la cual ocupaba dos plantas enteras.

Las habitaciones cuestan unos 250USD por noche, carillas sí, pero sentarse en la recepción entre ministros extranjeros, líderes peshmergas y directivos de empresas del petróleo es toda una experiencia. 

Sin embargo, en casi todas las ciudades, sobretodo en Erbil, Duhok y Sulaymaniyah, puedes encontrar hoteles que van desde los 20€ a los 50€. 

En mi itinerario de 2 semanas por Kurdistán te muestro mogollón de opciones de alojamiento por zona. 

Como mujer que viaja sola, no tendrás problema alguno en encontrar una buena habitación, sin embargo, si viajas con un hombre, puede que algún que otro hotel te pidan tu certificado de matrimonio, aunque sería muy, pero que muy raro. 

En un campo de refugiados

 

Acampar en Kurdistán como mujer

Las montañas y naturaleza de Kurdistán son muy bonitas y sería una verdadera lástima que te lo perdieras. 

Aunque se puede acampar por todas partes, he de reconocer que no sería la opción más segura, pero bueno, ni en el Kurdistán ni en ningún otro lado. 

Por otra parte, tampoco hay muchas compañías de tours que ofrezcan dicho servicio, más que nada porque el turismo no está nada desarrollado, pero esto no debería privarte de irte a las montañas o a las bonitas colinas repletas de huertos de árboles frutales. 

Irse de cámping a las montañas en grupo es muy típico entre los jóvenes, y la verdad es que es bastante fácil ponerse en contacto con uno de ellos a través de Couchsurfing o Instagram, a parte de que es probable que te surjan muchas invitaciones así de la nada. 

Lo bueno es que ir a la montaña es una actividad altamente placentera tanto para hombres como mujeres, así que puede que en dichos grupos conozcas a otras mujeres kurdas. 

 

Relacionarte con los locales como mujer en el Kurdistán

Los kurdos son muy simpáticos y su cultura hospitalaria es muy similar a la de Irán. 

Por ejemplo, en Amedi, una pequeña aldea al norte de Dohuk y que es muy famosa por su tahina (como la mayor entusiasta, adicta y en consecuencia, experta, de tahina, puedo confirmar que es de una calidad suprema) y sus edificios históricos, un hombre me invitó a comer con su familia, con el fin de que sus dos hijos pudieran practicar su inglés. 

No únicamente me dieron de comer delicioso, sino que las conversaciones con las 3 generaciones de familia viviendo en la casa fueron súper enriquecedoras, y no me dejaron marchar sin antes llenarme mi mochila con higos frescos de su higuera (el pequeñito se subió hasta arriba del todo para cogerme los mejores!) y hasta me insistieron en quedarme a pasar la noche, o irme de vuelta a Dohuk con uno de sus amigos en vez de tomar un taxi. 

La familia que me invitó

Comunicarse con los locales no debería de presentar problema alguno. Muchos jóvenes hablan inglés y están encantados de poderlo practicar con extranjeros. 

Sorprendentemente, también conocí a muchos que hablaban alemán de forma fluida!

Culturalmente, dada la relativa libertad de las mujeres en la sociedad kurda, no está mal visto que, como mujer, le hables a la gente mayor así con preguntas directas, aunque trata de ser respetuoso. 

También espera que te inviten a té, shisha y sopa de lentejas en numerosas ocasiones y déjate llevar por este tipo de momentos, ya que la experiencia que te llevarás será brutal. 

En el bazar

 

Cómo tienes que vestirse las mujeres en el Kurdistán

Como mencioné previamente, no hay necesidad de obsesionarse con la manera de vestir en el Kurdistán. 

En las ciudades así grandes, verás tanto a mujeres con el niqab, como a chicas enseñando el escote. Sin embargo, ten en cuenta que la situación cambiará cuando vayas a pequeños aldeas y pueblos.

Si quieres visitar mezquitas y demás, tendrás que vestir modestamente, incluyendo un pañuelo en la cabeza. 

Probándome cosas en el bazar

Por otra parte, existe mucha diversidad cultural en Kurdistán y cada cultura tiene sus propios códigos de vestimenta. Los asirios son puramente cristianos y su generación más joven es muy abierta (por alguna razón, Ankawa, el barrio asirio de Erbil es la zona donde hay más fiesta!), mientras que Lalish y Sinjar están habitadas por Yazidis, una sociedad mucho más tradicional, así que se recomienda ser modesta tanto en la vestimenta como en la actitud. 

También recuerda que los yazidis han sido objeto de genocidio, por lo que todavía están recuperándose como nación, etnia y sociedad.

 

Conclusión

Chicas, el Kurdistán iraquí es un destino muy seguro para mujeres, pero como en cualquier otra parte del mundo, aplica el sentido común y sigue tu instinto femenino.

Sin embargo, realmente creo que aunque sea un destino musulmán de lo más insólito, viajar aquí como mujer es más fácil que incluso en otros destinos más turísticos. 

Si tienes cualquier otra pregunta sobre viajar al Kurdistán como mujer, no dudes en contactar a Andrea a través de su blog o síguela en @huntingrarities

(Por cierto, Andrea no habla español, pero le puedes escribir en inglés)

También puede que te interese:

9 Falsos mitos sobre viajar a Arabia Saudita siendo mujer
Mujeres viajando solas por Irán
Mujeres viajando solas por Sudán

Después de haber recibido toneladas de emails de valientes mujeres quienes desean viajar por algunos de los destinos más insólitos del mundo, decidí abrir una sección en mi blog sobre mujeres viajando solas, con el fin de mostrar a otras chicas la realidad de viajar por este tipo de países. Si quieres formar parte de este pequeño proyecto, no dudes en contactarme! 

 

viajar al Kurdistan iraquí siendo mujer

DESCÁRGATE GRATIS MI LIBRO:

CONSEJOS SOBRE CÓMO PLANEAR TU VIAJE A LOS PAÍSES MÁS INSÓLITOS

y recibe las últimas novedades y contenido exclusivo!

1 comment

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios