Viajar al Líbano sola como mujer

Empecé a viajar sola hace cinco años aproximadamente, y no puedo pararlo.

Cuando pensaba en dejar mi trabajo y poner rumbo a la Asia más desconocida, también tenía claro que lo haría sola.

Me he convertido en una mujer muy independiente y segura de mí misma gracias a esto.

Me he encontrado a cientos de mujeres viajando en solitario e incluso en los países más remotos.

Cada vez somos más las que intentamos demostrar que no tenemos miedo y que somos tan capaces como ellos de enfundarnos la mochila y tirar millas.

Por eso te lo recomiendo a ti y a todas las que vayáis a leer este artículo, necesitamos a más locas en la carretera.

El Líbano es un país ideal para irte a viajar sola si estás con ganas de aventurarte con Oriente Medio.

Mi experiencia ha sido inmejorable y no he tenido ni el más mínimo problema.

Sin embargo, si nunca antes has viajado sola, prefiero recomendar una escapada por otro país para ver cómo te desenvuelves porque, aunque este país es liberal en su conjunto, sigue estando en una de las zonas más conflictivas del mundo.

No quiero que te asustes al ver el primer tanque de Naciones Unidas cuando te acerques a la frontera con Israel para tomarte un café en plena línea de playa.

Te vayas sola o no, siempre infórmate de la situación actual del país que visitas.

Líbano es un país muy cambiante y ahora mismo sufre una revolución social importante.

Esto va a afectar a tu viaje de una manera u otra si viajas en los próximos meses.

En mi caso, visité el país en plenas protestas y colapso económico, pero esto no supuso una mala experiencia para mí.

Al contrario, me pareció muy interesante conocerlo en plena crisis.

En este artículo quería contarte mi experiencia y consejos sobre cómo es viajar al Líbano sola siendo mujer.

Para más historias y consejos de mujeres que viajan solas, mírate esta sección.
Si eres mujer que viaja sola y quieres escribir sobre tu experencia en este blog, escríbeme a joan@againstthecompass.com

 

consejos viajar Líbano mujer

 

Por qué decidí viajar al Líbano sola

Llevaba unos cuantos meses viajando por algunos de los países más conservadores del mundo.

Pakistán y Arabia Saudí habían llenado mi cupo de normas que cumplir y necesitaba un poco de libertad occidental ¡ya!

Necesitaba relajarme en las conversaciones, enseñar los codos y poder ponerme unos vaqueros otra vez. Tenía entendido que Beirut era la capital de la fiesta de Oriente Medio, cosa que confirmé después alucinando con su loca vida nocturna, y también que en Líbano iba a disfrutar de la gastronomía como en pocos otros países del mundo.

Hummus, aceite de oliva y buen vino – podría alimentarme de esto.

Pues eso, que yo buscaba fiesta y comer rico.

Mis necesidades varias me daban el pretexto necesario para aterrizar en este país y entender algo más de esta región tan polémica del mundo.

Así como otros países sí me planteo visitarlos con compañía, este destino tenía claro que lo haría sola.

Nunca tuve la impresión de que iba a ser peligroso para una mujer que carga su mochila y jamás me había llegado un comentario negativo por parte de mujeres mochileras que habían estado antes que yo.

Te va a encantar Líbano, Leti.

Pues con esas compré el billete de avión para pasar allí a saber cuanto tiempo. Ese tiempito fue tres semanas y media sin parar.

 

Consejos para visitar el Líbano como mujer que viaja sola

Cómo se recomienda que vistan las mujeres que viajan solas al Líbano

Es tan increíblemente genial poder pasear por las calles de una ciudad y ver como los hijabs se entremezclan con los taconazos.

Aluciné con la tolerancia que hay en cuanto a esto.

Otras veces alucino con el poco respeto que hay, pero no me pasó en Líbano.

Te puedes vestir como te apetezca dentro de unos límites.

La mayoría de la población es musulmana y estaría bien que tu vestimenta sea recatada, al menos.

No hace falta que enseñes más allá de la rodilla para viajar por el país, ¿para qué jugar?

Yo me pasé el mes recorriendo terreno y nunca tuve problemas con nadie, ni siquiera miradas perversas.

Unos vaqueros, unas botas cómodas y listo.

Si estás en Beirut, haz lo que te apetezca. Nadie te va a decir nada.

consejos visitar Líbano sola mujer
En el paseo marítimo de Beirut, vistiendo normal, sin más

 

Las interacciones con los locales

Me comporté igual que lo haría en mi propio país.

Me tomé todas las libertades sin cortarme un pelo.

A prácticamente nadie le sorprendía verme viajar sola por el Líbano.

Lo que, si sorprendía a mucha gente, era el hecho de que mi anterior país visitado se llama Arabia Saudí.

Caminé bazares, me perdí en las montañas, comí sola en muchos locales y nada.

Cero problemas. Cero interactuar conmigo para molestarme.

Parece que les da igual que sea mujer, cosa que debería aplicar en todos y cada uno de los países del mundo.

Es cierto que siempre hay que aplicar el sentido común y la intuición, pero esto tienes que aplicarlo en Líbano y en Alemania.

Por desgracia todavía queda mucha gente en el mundo que intenta aprovecharse del hecho de que estemos solitas.

Nunca dudes en dejarle las cosas claras a alguien que te está molestando y si algo te suena raro, simplemente aléjate o pide ayuda.

Mi amfitrión de Couchsurfing

 

Privilegios y limitaciones para mujeres que viajan solas al Líbano

A pesar de que mucha gente cree que sufrimos todas las desventajas posibles del mundo al movernos solas, tengo que decir que no: FALSO.

Los locales nos cuidan y se preocupan muchísimo más por nosotras al sentir que somos el bando débil – vamos a intentar dejarles claro que no – y nos van a alojar, alimentar y querer incluso antes que a ellos.

Limitaciones en este país por ser mujer: ni la primera.

No hay problemas ni con el transporte público, ni en los restaurantes, ni en el supermercado ni en nada.

Es un país de carácter muy liberal occidental en muchos aspectos y, además, es un país acostumbrado a la mezcla cultural y religiosa.

¿cómo se van a poner exquisitos con nosotras?

Las calles de Beirut

 

Consejos para el alojamiento y transporte

Transporte público, a dedo, en coche de alquiler o de la manera que se te ocurra.

El país tiene ciertas zonas que no debes visitar y que Joan los menciona aquí, pero fuera de eso puedes despreocuparte.

Obviamente siempre tienes la opción de irte a un hotel, pero yo te recomiendo Couchsurfing 100%.

Te lo aconsejo para cualquier ciudad del país, pero sobretodo en Beirut, donde la comunidad viajera es muy activa y abierta.

Hay muchísimos eventos y excursiones organizadas por si no te apetece andar siempre a tu aire.

Yo personalmente, conocí todo el país gracias a mis anfitriones maravillosos.

Nada mejor que conocer Líbano de la mano de un local, ¿eh? – hazlo por el buen falafel -.

Me alojé con tres personas diferentes en la capital y la experiencia fue de diez.

Desde un manager de tres grandes discotecas hasta una mujer que recibía a los ricos saudís que venían a pegarse unas buenas vacaciones.

Muy respetuosos y con muchas ganas de enseñarme el país, tuve mucha suerte en cuanto a mis anfitriones, no vas a tener problemas de seguridad.

Lo que sí te aconsejo es que mires mucho las referencias de tus posibles anfitriones. Fíjate en los comentarios de otras viajeras y así la probabilidad de que tu experiencia sea buena, será mucho más alta.

Yo también intento fijarme siempre en las nacionalidades de esas viajeras solitarias porque tengo metido en la cabeza que, igual las percepciones de lo que recibimos de quien nos está alojando, pueden variar si eres de Italia o de Irán.

Es mi opinión.

 

Ligar y salir de noche en el Líbano

Si te gusta salir por la noche o si te apetece tener un romance libanés, recuerda que Tinder llega hasta el país más conservador del planeta.

Lo único que tengo que apuntar aquí, es que es un país muy variado en cuanto a su gente: no sabes si vas a quedar con una persona muy liberal o una persona muy religiosa. Cuidado con esto.

Sal hasta tarde y vete de bares, es parte del encanto de Beirut.

Si te lías hasta tarde, confía en Uber u otras aplicaciones similares.

Los taxis locales pueden salirte rana, aunque pase poco y aunque solo busquen sacarte algo más de dinero.

Algo que siempre hago en mis viajes es buscar un buen contacto local.

Esa persona en la que deposito un mínimo de confianza para poder mandarle un mensaje de ayuda en caso de que algo vaya mal en el país.

Muchas veces hay problemas de comunicación verbal o cultural, muchísimas veces hay malentendidos sin maldad que hay que solucionar. Son precauciones.

De noche, en Beirut

 

Recomiendo el Líbano a otras viajeras?

Muchísimo.

Si no estás muy segura de irte sola por así sentirte, los libaneses son gente maravillosa y muy sociable con la que te vas a poder ir de ruta a los mejores rincones.

Te vas a sentir bien, es raro que alguien te moleste y siempre puedes ir modificando ruta e ir adaptándote a las situaciones.

A las malas, nadie tiene que pasarlo mal y estoy segura de que puedes encontrar la manera de pasarlo increíble.

Es importante decir que cada viajera vive experiencias distintas, yo te puedo hablar maravillas de mis aventuras en solitario y dentro de un tiempo puedes encontrarte a otra mujer que te cuente lo horrible que fue su experiencia.

Todas somos distintas y vivimos cosas muy diferentes, aunque dudo mucho que esto lo llegues a escuchar de Líbano.

Además, no es necesario que te vayas de mochilera alojándote con locales estupendos. Siempre puedes adaptar el viaje para estar más cómoda e intentar encontrar eso que buscas cuando viajas.

Por cierto, otro consejos es que si no sabes por dónde empezar, arranca en Beirut. Aquí puedes leer la guía de viaje.

Te va a dar la confianza que necesitas para poder perderte sola por el resto del país.

Además, lo bueno de un país tan pequeño es que puedes hacer de esta ciudad tu base y hacer escapadas de un día.

Mi consejo es que si consigues encontrar un lugar en el que te sientas a gusto, te quedes en Beirut tranquila.

Pero esto ya depende de ti, es cierto que yo simplemente lo hice así porque aproveché el relax liberal del país para descansar un poco en el viaje largo que estaba haciendo.

Con una amiga iraquí. Al final, te relacionarás con gente de todo tipo

 

Conclusión? Y al final, es seguro visitar el Líbano siendo mujer?

En cuanto a terrorismo, problemas políticos, zonas sensibles y demás, te aconsejo que te leas este análisis detallado de Against the Compass.

El Líbano es seguro.

Nunca pierdas el nivel mínimo de alerta tan necesario, pero aquí puedes dejarte llevar bastante.

Es un país muy interesante y con mucho de ofrecer, no te lo pierdas por miedo a irte sola.

Te perderás los paseos por el malecón beirutense y lo bonito de su gente.

Soy de la escuela de: puedes recorrer el mundo entero saliendo airosa de la experiencia, volver a casa y que te pase algo malo. Disfruta, vete lejos.

En el caso de estar haciendo un viaje como el mío por Oriente Medio, te aseguro que esto va a ser un gran respiro, y es que .

Seamos realistas, ser mujer y viajar sola por esta región, no es fácil. Líbano lo es.

Líbano es maravilloso para nosotras.

 

Más contenido sobre el Líbano:

Guía para visitar Beirut
Itinerario para el Líbano
Es seguro viajar a Líbano?

Y tampoco te pierdas mi guía de viaje a Siria!

Y más contenido sobre la región, no te olvides de leer todas mis guías de viaje a Oriente Medio

 

consejos viajar Líbano mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios

 

CONSIGUE UNA COPIA DE MI LIBRO

Cerrar