Cómo es para una mujer viajar sola por Irán

Irán está de moda, y es que es el destino de ensueño para cualquier mochilero, un país al que, cada vez más, un sinfín de viajeros independientes desean adentrarse desesperadamente.

Desde la gente más hospitalaria hasta una arquitectura islámica realmente impresionante, Irán está a años luz de la típica imagen que nos han estado inculcando los medios de comunicación occidentales.

Sin excepción alguna, todos los viajeros vuelven de Irán absolutamente fascinados y con unas tremendas ganas de volver.

Sin embargo, no podemos olvidar que Irán es una dictadura islámica con reglas y leyes muy estrictas que, desgraciadamente, afectan principalmente a las mujeres, tanto en su estilo de vida como en su vestimenta.

Así pues, no es de extrañar que, semana tras semana, no pare de recibir email de diferentes chicas diciéndome que tras leer todos mis artículos y ver mis fotos, les han entrado muchísimas ganas de ir a Irán pero que aún así, se siguen mostrando un tanto escépticas y preocupadas.

Yo siempre les respondo que Irán es un país muy seguro y que los iraníes las tratarán como absolutas reinas. Sin embargo, por el hecho de ser hombre, nunca puedo darles una respuesta precisa y totalmente sincera.

Por esta razón, me he tomado la molestia de acudir a una experta viajera que ha visitado Irán nada menos que tres veces.

Su nombre es Eva, es del País Vasco y es autora de un blog llamado Eva Luna Viajera.

En esta entrevista, Eva nos cuenta cómo es para una mujer viajar sola por Irán.

Después de haber recibido toneladas de emails de valientes mujeres quienes desean viajar por algunos de los destinos más insólitos del mundo, decidí abrir una sección en mi blog sobre mujeres viajando solas, con el fin de mostrar a otras chicas la realidad de viajar por este tipo de países. Si quieres formar parte de este pequeño proyecto, no dudes en contactarme!

 

Mujer viajando a irán

 

Hola Eva! Cuéntanos un poquito sobre ti y tus viajes

Hola Joan, gracias por darme la oportunidad de poder hablar de este maravilloso país y agradecerte tu brillante blog, que devoro post tras post en busca de inspiración, me encanta!

Desde hace casi cinco años, tengo la suerte de poder viajar seis meses al año, aproximadamente. A veces, viajo con amigas, mientras que otras viajo con mi hijo Adrián o en solitario.

Actualmente, mis proyectos van encaminados a crear viajes-experiencias a países que nos conectan con las personas y que son grandes desconocidos. En junio del 2018, tuvimos un primer viaje piloto y para octubre está previsto el segundo. En septiembre, voy a emprender mi cuarto viaje a Irán, a la que ya podemos llamar mi segunda casa, y esta vez tengo previsto visitar las islas y el Kurdistán, entre otras zonas.

Para toda la información práctica, no te olvides de leer mis 80 Consejos para viajar a Irán

 

Me dijiste que has estado no sé cuántas veces en Irán. Cuándo fue la primera vez y qué fue lo que te impulsó a viajar allí?

La primera vez fue hace unos cuatro años, cuando tras visitar varios países musulmanes, una amiga me propuso ir a Irán. Sinceramente, no era un país que estuviera en mi lista de destinos prioritarios, aunque por otro lado, me atrajo lo desconocido del destino y la mala prensa que le precedía, así que como había vivido muchas sorpresas positivas en países con historiales parecidos, me decidí a visitarlo.

 

Por qué razón has querido volver tantas veces?

Con unos monumentos y cultura fascinantes, Irán es un país que no te deja indiferente, pero lo que de verdad me enamoró fue la calidez de su población, y es que la gente siempre te recibe con una sonrisa y tratan de hacerse entender en todo tipo de idiomas.

En junio, viajé como guía de varias amigas a las que había contagiado mi entusiasmo y ahora vuelvo nuevamente para realizar otros viajes guiados con mujeres que no se creen nada de lo que nos cuentan.

A finales de este mes, emprenderé mi cuarto viaje, en el que me reencontraré con amigos iraníes, visitaré nuevas regiones y con las mismas ganas y emoción de mi primera vez.

 

En Irán se aplican leyes islámicas muy estrictas que afectan principalmente a las mujeres. Tales normas y restricciones te hicieron dudar la primera vez que visitaste Irán?

Irán es un país con una historia muy rica y a su vez muy dolorosa, y esto es algo que se palpa desde el primer momento. Sinceramente, antes de ir por primera vez, estaba cargada de prejuicios, aunque tras leer varios blogs y consultar a blogueros que después se convirtieron en amigos, como Nelo de Viaja o Revienta, en seguida se me deshicieron todos estos pre-conceptos. La verdad es que al final resultó mejor de lo esperado y no podía dejar de maravillarme la magnífica hospitalidad. 

No te olvides de contratar tu seguro de viaje antes de ir a Irán. Te recomiendo que leas cómo encontrar el seguro de viaje adecuado para Irán

 

Me dijiste que tienes un hijo de 11 años. Alguna vez te ha acompañado a Irán y habéis estado los 2 solos? Qué tal la experiencia?

Con mi hijo he viajado a varios países de mayoría musulmana, como por ejemplo, Marruecos, Egipto, Turquía,Zanzíbar, etc., y la experiencia siempre ha sido sobresaliente, y es que son culturas en las que los niños siempre son bien recibidos y siempre hay muchos niños con los que juegan y comparten.

En Irán, de momento no ha venido, aunque no dudaría en recomendarlo a familias con niños y niñas, ya que es un país muy seguro y los más peques ocupan un lugar sagrado en la comunidad.

 

Cómo reaccionaban los hombres iraníes, cuando veían que eras una mujer viajando sola por Irán?

Había diferentes reacciones, en la mayoría de los casos siempre es muy positiva.

Dependiendo de su religiosidad o costumbre, su forma de saludar varía, desde los que no te dan la mano hasta los que te muestran mucha familiaridad. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los hombres siempre fueron muy respetuosos, aunque sí que es verdad que en los sitios muy turísticos, como en casi todos los países, a veces hay que tener un poco de cuidado. 

 

Y las mujeres?

En mi experiencia, las mujeres de Irán son lo más.

Muchas de ellas hablan perfecto inglés y no dudan en acercarse y preguntarte todo tipo de cosas o invitarte a su casa.  Se ríen y conversan como si fueran amigas de toda la vida. Tienen una curiosidad y una cercanía que te enamora desde el primer segundo y es bastante habitual que en cuanto tienes algo de relación se muestren muy efusivas. Sus familias normalmente se muestran muy orgullosas de ellas y aprovechan a preguntar cosas a través de ellas.

 

Cuándo viajabas en transporte público, tuviste algún problema, mala experiencia o momento incómodo con algún hombre?

El transporte público es de los más seguros en los que he viajado y además, es de una alta calidad. En los autobuses, a veces hasta se reparte comida y bebida.

Aunque Irán es un país en el que es muy seguro salir tanto de noche y de día, de noche a veces hay que tener un poco de cuidado, aunque normalmente todo el mundo estará pendiente de que no te pase nada y de que no te lleves una mala experiencia de su país.

 

En Irán, la gente es muy hospitalaria y que te inviten a una casa ocurre muy a menudo. Te invitaron alguna vez mientras estabas sola? Dudaste en algún momento?

Como dice una amiga mía, el único problema de Irán es que te están secuestrando continuamente, jajaja.

Es una broma que tenemos en relación a que cada día recibes decenas de invitaciones: desde dormir en sus casas hasta comer en restaurantes, tomar helados por la calle y, en ocasiones, la gente se me acercaba para obsequiarme con comida y/o regalos, incluso en una ocasión un librero me regaló un libro de poemas.

Al principio crees que es parte del Tarof, el maravilloso código de cortesía por el que siempre te insisten en regalarte o invitarte algo, pero que muchas veces puede resultar un farol. Sin embargo, si tras rechazarlo varias veces la oferta sigue en pie, te confirman que la invitación fue sincera. 

Son felices de compartir contigo y la verdad que es una de las cosas que más enamora del lugar es que siempre sientes que viajas entre familia. La verdad es que viniendo de un país occidental, se me hace un total privilegio, y es que en ocasiones, se me cae la cara de vergüenza viendo cómo tratamos en mi país a la gente que viene de otros sitios, con desconfianza, malas caras, comentarios racistas. En Irán y otros países, en cambio, siempre me hacen sentir bienvenida. 

 

Crees que por el simple hecho de ser mujer, tuviste algún tipo de privilegio?

Soy una firme defensora de los viajes de mujer en solitario, ya que creo que están llenos de ventajas.

Primeramente, entre las mujeres se establecen códigos de protección universales, por lo tanto, allí donde haya mujeres, nunca te puede pasar nada malo. En Irán, siempre encuentras madres, hermanas y amigas que están atentas a que no te pase nada.

Por otro lado, como mujer viajando sola por Irán, puedes participar en la intimidad de sus hogares y disfrutar la cercanía de sus niños. Las niñas preguntan con curiosidad cómo es esto de viajar sólas y se emocionan pensando en el día que ellas puedan también hacerlo.

Siempre recomiendo aprender algunas frases del idioma local. El farsi es un idioma precioso que no nos resulta muy difícil imitar y ellas y ellos agradecen cualquier intento de hablarlo.

 

Y cuál fue la mayor desventaja por el hecho de ser mujer?

La única diferencia que encontré es el código de vestimenta y la obligatoriedad de usar hijab. 

Sinceramente, en mi caso no es algo que me moleste especialmente. Las mujeres siempre me están ayudando a ponerlo de una y mil maneras y salvo que haga mucho calor, a mí no me resulta molesto. Es más, creo que por unos días, le da un toque exótico a mi atuendo.

En occidente, encuentro que hacemos un simplificación muy rápida sobre las mujeres iraníes y sus costumbres. En cada viaje, desaprendo eliminando las etiquetas que adjudico en cuanto a la libertad y sumisión de otras personas.  En cuanto al machismo, también he aprendido que no son patrimonio de las religiones ni de las culturas, sino de relaciones desiguales de poder y que por lo tanto, ningún país está libre de ello.

Así pues, calificar a las mujeres de otros países de sumisas, para mí es más un ejercicio de machismo de gente que dice pretender defender a las mujeres. En realidad, tanto en lo bueno como en lo malo, las personas de todo el mundo somos bastante parecidas.

 

Al haber estado tantas veces, supongo que habrás visitado lugares fuera de la ruta turística, es decir, fuera de Yazd, Esfahan, Shiraz etc. Puedes decir qué lugares? Cuál es tu favorito y por qué lo recomendarías a una mujer que viaja sola?

En este último viaje me enamoró un pequeño pueblo llamado Abyaneh (el bosque de los sauce). 

Sus casas tradicionales son preciosas y está en un entorno de montaña lleno de fuentes y bonitas montañas. Es uno de los últimos pueblos Zoroastrianos, la religión oficial del imperio persa pre-islámico, y el ambiente es mágico. Con sus pañuelos de flores y ojos azules, sus mujeres parecen salidas de cuentos castellanos. No obstante cada ciudad y pueblo iraní parecen un país en sí mismos, incluso cuando los vuelves a visitar por segunda vez. 

 

Vestimenta. Qué es lo que recomiendas traer?

Yo suelo llevar mi ropa habitual con mallas y pañuelos a juego.

En principio, no hay que agobiarse mucho con colores, sino que trae ropa cómoda y buen calzado por si alguna vez te vas a la montaña. 

Recomiendo no llevar nada por encima del tobillo y ropa de abrigo para el frío invierno del norte.

 

A qué tipo de mujeres recomendarías Irán?

Yo se lo recomendaría a cualquier mujer, aunque sobretodo aquellas que no se creen los mensajes mandados por medios de comunicación, que exista un mundo dividido en buenos y malos y que no identifiquen a los gobiernos con sus habitantes.

Es un país que no deja indiferente y, en mi experiencia el país más acogedor, seguro y hospitalario en el que he estado.

 

Algún que otro consejo que puedas darle a otras mujeres?

Los miedos se pueden enfrentar de golpe o poco a poco.

Si una no se siente cómoda yendo sola que no lo haga. Para mí, viajar sola a Irán está lleno de ventajas, pero eso lo tenemos que experimentar cada una por nosotras mismas.

Si tienes curiosidad, vete con amigas, en grupo guiado o sola, y de ir hay que ir con la mirada limpia, porque la belleza está en los ojos del que mira, e Irán es un país de esos, al que si se le mira bonito, lo recibido es todo ese amor multiplicado. 

 

Hace siete años, Eva dejó su trabajo, creó una empresa llamada EasoFormación y viaja 6 meses al año. Durante este tiempo, ha viajado a los países más insólitos, incluyendo Irán, Omán o Senegal. Es también la autora del blog Eva Luna Viajera. Si tienes cualquier acerca de viajar sola como mujer, no dudes en contactarla. 

 

mujer viajando sola en Irán

 

DESCÁRGATE GRATIS MI LIBRO:

CONSEJOS SOBRE CÓMO PLANEAR TU VIAJE A LOS PAÍSES MÁS INSÓLITOS

y recibe las últimas novedades y contenido exclusivo!

7 comments

  1. Hola Eva,
    Podrías indicarme un email o contactarme?
    Tengo intención de viajar a Irán y necesito hacer una pregunta breve, me sería de gran ayuda.
    Muchísimas gracias y felicidades por tu maravillosa publicación.
    Saludos

    1. Hola Bárbara disculpa por no ver antes tu email. Si quieres contactar conmigo puedes mandarme un mail a evalunaviajera@gmail.com, me encanta ver mujeres que no se creen nada, ni siquiera me creas a mí, aunque adivino que tu experiencia será fascinante. Es un país de esos que toca el alma, ya me dirás si finalmente lo visitaste o lo vas a hacer . Un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios

DESCÁRGATE GRATIS UNA COPIA DE MI LIBRO

cómo planear un viaje a los lugares más insólitos

Ir arriba