Airbnb en Dheisheh, un campo de refugiados palestinos de Belén

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp

Mientras viajaba por Palestina, decidí pasar un par de noches en Dheisheh, un auténtico campo de refugiados palestinos, localizado a las afueras de Belén. 

En 1948, después de la guerra árabe-israelí, centenares de miles de palestinos fueron expulsados de sus pueblos y ciudades natales, viéndose forzados a huir hacia Cisjordania, Gaza, Líbano, Jordania y Siria.

La tierra que dejaron atrás, conocida hoy en día formalmente como Israel, se convirtió para ellos en un mero bonito y nostálgico recuerdo.

La ciudad de Belén, una importante ciudad en Cisjordania y el lugar de nacimiento del niño Jesús, fue uno de los principales lugares de acogida de palestinos, en donde se establecieron varios campos de refugiados, entre ellos el popularmente conocido como Dheisheh, el segundo campo de refugiados palestinos más grande de todo el mundo y lugar en el que decidí pasar dos noches.

Para toda la información práctica del país, lee: Guía de viaje a Palestina

 

Dheisheh, campo de refugiados palestino

 

Cómo llega uno a alojarse en Dheisheh, el campo de refugiados palestino?

Los campos de refugiados palestinos de Cisjordania tienen más 60 años de antigüedad. Al principio, dichos campos no eran más que un polvoriento descampado lleno de tiendas de campaña, miseria y hambruna.

Sin embargo, viendo que la ocupación israelí parecía no tener fin, los propios palestinos no tuvieron más remedio que considerar dichos campos como su nuevo hogar, hasta tal punto que, a lo largo de las décadas, construyeron casas, asfaltaron las calles, inauguraron supermercados y como no, formaron familias.

Así fue como nació Ibrahim, un hombre de unos 40 años de edad e hijo de un refugiado ya fallecido, que quiso romper barreras y prejuicios y puso su piso en Airbnb, con el objetivo de ofrecerle al viajero la posibilidad de poder vivir en primera persona cómo es la vida en un campo de refugiados palestino. 

Ibrahim y su hijo Aws

Una habitación localizada en un campo de refugiados palestino que se puede alquilar mediante Airbnb? Así es. La descubrí por pura casualidad, por ser probablemente la habitación más económica de todo Belén. La idea de pasar la noche en un campo me entusiasmó, así que no me hizo falta pensármelo ni dos veces.

Puedes encontrar su perfil de Airbnb aquí

Recuerda que si creas una nueva cuenta a través de este link, puedes conseguir hasta 35€ de descuento en tu próxima reserva. 

Cuando llegué, Ibrahim me dijo:

Gracias, eres la primera persona que jamás se ha atrevido a hacer una reserva

 

Cómo es pasar la noche en un campo de refugiados palestinos?

Ibrahim, un hombre cuyo padre había invertido grandes esfuerzos en la educación de sus hijos, era muy diferente de otros palestinos a quienes había conocido en el campo. Él hablaba un perfecto inglés y tenía unos profundos conocimientos de la historia de su país.

No era de extrañar que Ibrahim no era para nada una persona religiosa y fuese el pionero en potenciar el turismo en Dheisheh.

Dheisheh, campo de refugiados palestino en Belén
Las vistas desde la casa de Ibrahim

Pasar la noche en un campo de refugiados me pareció una idea de los más enriquecedora. No obstante, antes de mi llegada, a juzgar por las fotos del anuncio, con toda la sinceridad del mundo, me imaginé que su casa sería un lugar lúgubre, oscuro y un tanto decadente.

Pero me equivoqué.

Cuando Ibrahim nos recogió y entramos en su casa, pude apreciar que realmente me encontraba en la casa de una familia palestina de clase media, la cual, si bien no era para nada un lugar lujoso, estaba limpia y disponía de todo lo necesario para que cualquier occidental se encontrase de lo más a gusto.

Ibrahim está casado con Aya y tienen dos hijos, Aws y Ayham. El día que acudimos a su casa fue también el día que Aya averiguó que estaba embarazada de su tercer hijo. La familia de Ibrahim no son más que una familia tradicional, pero a la vez, mucho más liberales que la mayoría de familias palestinas.

Aya, aunque no hable el inglés tan fluidamente, participa en las conversaciones y disfruta de la compañía de sus invitados. Las conversaciones y risas fluían con mucha facilidad. Rápidamente, nos dimos cuenta de que no éramos unos simples clientes, sino que realmente querían establecer una amistad.

Familia de refugiados palestina
En orden: Aya, Ayham, Aws and Ibrahim

Aya es una muy buena cocinera y a parte de prepararnos un súper desayuno, también nos cocinó Makluba, un plato tradicional palestino que consiste en arroz con coliflor frita, especies y pollo. Makluba significa literalmente »de arriba a abajo».

Dicho nombre se deriva del hecho de que cuando se cuece, el pollo se sitúa en la parte de abajo de la cacerola, para que cuando esté listo, se vuelque todo el contenido quedando el pollo en la parte de arriba.

Makluba! Un plato tradicional palestino
Comiendo Makluba con la familia

 

Dheisheh, el campo de refugiados palestino de Belén

Ibrahim no es simplemente un gran anfitrión sino que además, él está más que contento de llevarte en un tour por el campo. Como dije anteriormente, la vida en un campo de refugiados es muy parecida a la de un suburbio, con la diferencia de que aquí las casas no están enumeradas, las calles no tienen nombre, hay pintadas pro-palestinas por todas partes y las incursiones de la policía israelí ocurren a menudo por el simple hecho de que aquí se esconden muchos activistas pro-palestinos.

El campo entero está lleno de pintadas las cuales en su mayoría representan a mártires relacionados con la ocupación israelí, ya sean personas que fueron asesinados o que estén encarcelados de por vida. Ibrahim se sabía la historia de cada una de ellas. Algunos ejemplos:

Ghassan Kanafan, escritor palestino
Ghassan Kanafani – Asesinado a sangre fría por Mossad, la policía secreta israelí, en Beirut. Era un escritor que narraba relatos sobre los refugiados palestinos y otras historias pro-palestinas
Las calles de Dheisheh, Belén
Estos son 3 hermanos quienes solían vivir en el este de Jerusalén y quienes, durante la segunda intifada, ayudaron a activistas a llegar hasta Jerusalén. Fueron arrestados y puestos en la cárcel de por vida. Su hermano está vivo y es el vecino de Ibrahim
Handala, símbolo de los refugiados palestinos
Handala. Esto es lo que una vez se convirtió en el símbolo de los refugiados. Fue creado por Naji al-Ali. Handala representa Naji al-Ali cuando tenía 10 años, cuando fue obligado a abandonar Palestina. Representa él mismo dando la espalda al mundo, rechazando todas las ayudas extranjeras fracasadas

Los horrores que habían ocurrido en el campo no tenía fin. Muy a menudo, la policía israelita entraba sin previo aviso. Normalmente, entraba con el objetivo de buscar y detener a individuos quienes habían atentado en menor o mayor medida contra Israel.

Como respuesta a dichas incursiones, grupos de niños se juntaban a tirarles piedras a los policías, acto que a menudo, los policías respondían con violencia contra ellos, generando ocasionalmente la muerte de niños menores de edad, cuyos rostros estaban siempre representados en las paredes de Dheisheh.

 

La vuelta a Zekharia

Yo: Oye Ibrahim, me estaba preguntando… Alguna vez, juntamente con tu padre, habéis visitado Zekharia, vuestro pueblo de origen?

Ibrahim: Sí. Antes de la segunda intifada, nos era permitido visitar Israel sin la necesidad de obtener un permiso. En el año 2000, yo y varios jóvenes del campo, organizamos una excursión con nuestros padres a Zekharia.

La primera vez desde que fueron expulsados en 1949. Cuando llegamos, todos nuestros padres no pudieron contenerse las lágrimas, dando gritos de llanto a cada rezo y recordando las buenas memorias del pueblo en donde nacieron. 

El padre de Ibrahim

Cuando me imaginaba la situación, no podía evitar que se me pusiese la piel de gallina.

Ibrahim: Había una mujer, la mayor del grupo, que todavía se acordaba de cuál era su casa. La encontró y descubrió que esta seguía intacta e incluso conservaba la misma puerta. Llamó a la puerta y salió una mujer israelí:

Mujer israelí: Quién es?

Mujer palestina: Nada. Yo nací en esta casa. Quería simplemente verla y recordarla

Mujer israelí: Márchese de aquí. Voy a llamar a la policía.

Ibrahim: Rechazaron marcharse, ya que no estaban haciendo nada malo. No obstante, la policía acabó viniendo y tras una breve conversación, la policía les dio media hora para marcharse.

 

Más información

Perfil Airbnb: Aquí está el perfil

Qué incluye:

  • Magnífico desayuno o comida
  • Tour por el campo de refugiados
  • La increíble hospitalidad de la familia
  • Una experiencia que pocos pueden presumir de haber vivido
La sala de estar
La cocina
La habitación

 

Más historias viajeras

Crónicas mochileras en el Kurdistán iraquí
Visitando un campo de refugiados sirio en Irak
Colándome en un pueblo afgano en Pakistán
El día que me acusaron de ser un espía del Estado Islámico
Visita al pueblo prohibido de Baikonur

Cuentos de los pueblos nubios en Sudán

DESCÁRGATE GRATIS MI LIBRO:

CONSEJOS SOBRE CÓMO PLANEAR TU VIAJE A LOS PAÍSES MÁS INSÓLITOS

y recibe las últimas novedades y contenido exclusivo!

5 comments

  1. Ghasan Kanafani fue asesinado por el Mossad en 1972 junto con su sobrina de 17 años.
    Era la época en que los israelíes tenían como hobby matar escritores palestinos: también asesinaron al poeta Kamal Nasser, en 1973, que además era vocero de la OLP.
    Algún día el muro caerá.

    Gran crónica.

  2. Muchísimas gracias por toda la interesantísima información y por contarnos tu experiencia. Voy a viajar a Palestina a finales de octubre y me parece una muy buena idea el dormir en el campo de refugiados.
    Muchísimas gracias por compartir!!! 😀

  3. Hola! increíble el post! Se puede visitar el campo por un día o medio día? recomiendas alguna manera o consejo para hacerlo?.
    Por desgracia no puedo alojarme ahí porque ya tengo reservado el hotel para mi estancia completa en Jerusalén.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios

Ir arriba