Consejos y cómo viajar a Mali en 2021

visitar Mali

Por qué visitarlo, seguridad, visado, mejores experiencias, cómo llegar, presupuesto y costes, datos culturales y mucho más. Esta es la guía de viaje a Mali más actualizada del mundo.

A pesar de un desafortunado y continuo conflicto que cerró algunos de los lugares más asombrosos del país a los turistas habituales, Mali sigue ahí, los malienses siguen adelante con sus vidas y, con un poco de planificación, se pueden visitar perfectamente algunas de sus maravillas creadas por el hombre.

Visité Mali justo después de Mauritania y, aunque pienso que este último es un gran país para visitar, Mali superó todas mis expectativas, convirtiéndose en uno de mis destinos favoritos de siempre.

Desde los pueblos tribales hasta los sobrecogedores monumentos construidos por el hombre y los extraordinarios paisajes, Mali podría ser, junto con Etiopía, el país del África subsahariana con mayor potencial turístico.

Esta guía contiene todo lo que necesitas saber para viajar a Mali en la actualidad.

Para lugares que visitar, lee mi ruta por Mali

viajar a Mali


Viajar a Mali en la actualidad

La situación en Mali es un poco ambigua.

En primer lugar, personalmente creo que Mali es uno de los países más peligrosos del mundo, probablemente más que Siria y otros países de Oriente Medio, pero, por alguna razón, los medios de comunicación occidentales apenas hablan del tema.

Sin embargo, la mayoría de personas informadas y viajeros tienen conocimiento de que algo está sucediendo en Mali, pero muy pocos saben lo que está pasando realmente.

De hecho, cuando anuncié mi viaje a Mali, recibí varias advertencias de amigos, lectores e incluso familiares, diciéndome que tuviera cuidado, que pasara desapercibido o incluso me sugerían que cancelara el viaje, pero, nuevamente, apenas sabían cuáles eran los peligros.

¿Y qué está pasando en Mali que acabó con el turismo?

Para resumirlo en pocas frases, todo empezó en 2012, cuando los grupos insurgentes tuaregs reclamaron la independencia o más autonomía para el norte de Mali.

Tras un golpe de Estado en marzo de 2012, esos grupos insurgentes tuaregs (representados por el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad) ocuparon varias ciudades del norte (incluidas Tombuctú/Timbuktu y Gao) y, con el respaldo de grupos islamistas, autoproclamaron la independencia del norte de Mali, rebautizándolo como Azawad.

El problema, sin embargo, fue que tanto los tuaregs como los rebeldes islámicos compartían visiones completamente diferentes, por lo que empezaron a luchar entre sí hasta que ganaron los rebeldes islámicos y empezaron a imponer la sharia en todo el norte.

En 2013, intervinieron varios ejércitos extranjeros liderados por las Fuerzas Armadas francesas, y desde entonces siguen luchando.

Este es el contexto político e histórico actual y es algo de lo que debes ser consciente si alguna vez viajas a Mali.

En general, Mali es bastante tranquilo. Aquí podéis ver a unos chavales mirando tan tranquilos una película en el ordenador


Por qué visitar Mali, a pesar del conflicto

Con todo este contexto, viajar a Mali no suena muy atractivo que digamos, pero como siempre me gusta decir:

Los países peligrosos no existen. Más bien, lo que puedes encontrar son regiones o zonas específicas de un país donde podría existir un peligro potencial.

Para serte muy sincero, antes de investigar, yo también era escéptico en cuanto a visitar Mali, no sólo por preocuparme por la seguridad, sino también porque pensaba que no se podía acceder a los sitios más guays, y no quería viajar hasta Mali sólo para visitar su capital, Bamako.

Pero me equivocaba. Si bien es cierto que lugares mundialmente conocidos como Tombuctú, la tumba de Aksia o el País Dogón son grandes zonas de riesgo, el sur y el centro de Mali están llenos de lugares sorprendentes por los que merece la pena viajar tan lejos.

Los mercados diarios, la ciudad de Ségou, Dougouba, Siby, Sikasso e incluso la increíble Djenné (si estás dispuesto/a a correr un pequeño riesgo).

Como he dicho al principio, Mali es uno de los mejores países que he visitado, y lo ha sido solo con ir a todos esos lugares situados dentro de la zona segura.

Por qué visitar Mali
Dougouba es uno de los muchos lugares que pueden visitarse en Mali


¿Es seguro viajar a Mali? Zonas que hay que evitar

La seguridad es la preocupación número uno para cualquiera que viaje a Mali. Aquí puedes ver la recomendación de viaje a Mali dictada por el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

¿Es seguro visitar Mali o no?

Esto no tiene una respuesta breve, pero, por lo general:

Viajar al sur de Mali

La zona más segura y pacífica para visitar en Mali, que comprende cualquier lugar al sur de Bamako. Sin embargo, según muchos gobiernos, la zona alrededor de Kayes y la frontera con Mauritania presentan algunos problemas de seguridad, aunque los viajeros experimentados puedan afirmar lo contrario.

Viajar a Mali central

Todo lo que se encuentra entre Ségou y Mopti. La seguridad dependerá de dónde vayas. Por ejemplo, Ségou se puede hacer de forma independiente sin ningún problema, pero, más allá, se recomienda un guía. Yo llegué hasta Djenné y creo que entrañaba cierto riesgo porque los pueblos controlados por los islámicos están a menos de 20 km y el nivel de seguridad es deficiente.

Viajar al norte de Mali

La verdadera zona de guerra comienza en Sévaré, a 20 km al norte de Mopti. Si consigues llegar a ese punto, verás tanques y muchos vehículos blindados. No se recomienda viajar al norte de Mali, sobre todo si vas por carretera.

Viajar al País Dogon

El País Dogón se extiende por el centro y el norte de Mali, al este de Mopti. El guía local que me llevó a Djenné me dijo que no se atrevería a llevarme al País Dogón. Si a mi guía le preocupaba el País Dogón, a ti también debería preocuparte, porque insistió en llevarme a Tombuctú en barco, asegurando que era seguro.

No obstante, recuerda que la situación en Mali es enormemente inestable, y las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana. Por ejemplo, en 2019 se podía ir a Dogon sin problemas, pero ya no es el caso. Esto es solo un pequeño resumen. Para más información, lee: ¿Es seguro Mali para viajar?

Recomendación de viaje a Mali, según la embajada británica


Requisitos de viaje sobre el COVID-19 para Mali

Mali está abierto actualmente al turismo, pero se aplican dos normas relacionadas con el Coronavirus:

Para entrar en Mali – Se requiere una prueba PCR negativa, emitida en 72 horas como máximo.

Para salir de Mali – También se requiere una prueba PCR negativa que puedes hacerte en las siguientes clínicas:

  • Institut National de Santé Publique (INSP) – Es un hospital público. Los resultados se comunican al día siguiente. Cuesta 35.000 francos CFA, unos 60 dólares.
  • Golden Life Hospital – Es un hospital estadounidense. Los resultados se comunican al día siguiente. Cuesta 55.000 francos CFA, unos 100 dólares.

Consejo de viaje para Mali – Oficialmente, la prueba debe hacerse 72 horas antes del vuelo de salida, pero cuando llegué al aeropuerto internacional de Bamako y mostré mi prueba, no quisieron dejarme entrar en el avión porque mi hora de llegada a Barcelona era 73 horas después de realizar la prueba (era un vuelo de 14 horas). En la clínica me pidieron los datos de mi vuelo, así que les contesté comentándoles que las autoridades sanitarias me habían dicho lo contrario, que eran 72 horas antes de la hora de salida. Nuestra discusión fue bastante breve y pude facturar sin muchas complicaciones, pero hay que tener en cuenta este posible problema.

Poquísima gente trae la mascarilla puesta en Mali


Cómo conseguir un visado de turista para Mali

Necesitas un visado de turista para viajar a Mali, y puedes conseguirlo en la embajada.

Sorprendentemente, puedes encontrar una Embajada de Mali en muchas capitales del mundo, incluso en Europa, Estados Unidos y Canadá.

También puedes solicitar un visado en muchas ciudades de África Occidental, siendo los lugares más populares Nuakchot (Mauritania), Dakar (Senegal) y Uagadugú/ Ouagadougou (Burkina Faso).

Sin embargo, lo primero que debes saber es que cada embajada tiene sus propias normas, pero, en general, se supone que el visado turístico de Mali es uno de los más fáciles (y baratos) de solicitar en África Occidental.

Yo obtuve el mío en la Embajada de Mali en Nuakchot, y fue un proceso bastante sencillo:

  • 2 fotos tamaño carné
  • 1 copia del pasaporte
  • 2.000 MRU (unos 45€) – El precio aumentó en septiembre de 2020
  • Plazo de entrega de 48 horas (se quedan con tu pasaporte)

Tenía una validez de 30 días.

Tenías que especificar el punto de entrada (el Aeropuerto Internacional de Bamako en mi caso) y tu fecha de entrada, que sería el día a partir del cual empezarían a contar tus 30 días de validez.

Un dato curioso es que estuve menos de 10 minutos en la embajada (incluyendo el tiempo de espera), la solicitud de visado más breve de la historia.

Solo tienes que ponerte en contacto con tu embajada más cercana para conocer sus requisitos específicos. Todo sobre lo que puedas informarnos sobre tu experiencia, será bienvenido en la sección de comentarios de este blog 🙂

visado Mali
Mi visado para Mali


Cómo llegar a Mali

Viajar a Mali en avión

Bamako, la capital de Mali, cuenta con un aeropuerto internacional con conexiones directas a varias ciudades africanas.

También puedes encontrar vuelos directos ocasionales desde Madrid, París y algunas ciudades europeas más, pero una alternativa buena y barata es hacer escala en Dakar, donde encontrarás varios vuelos diarios a Bamako.

Yo personalmente volé desde Nuakchot vía Dakar.

visitar Bamako
Bamako es un tanto caótico, pero un lugar genial en donde empezar tu viaje a Mali


Viajar a Mali por tierra

Mali comparte frontera con varios países, pero, debido a los problemas de seguridad relacionados con el conflicto del Sahel, algunas de ellas están cerradas o son demasiado peligrosas.

Comprueba las últimas actualizaciones en materia de seguridad, pero, como norma general, cualquier frontera situada al norte de Mopti (que incluye Argelia, Níger, el este de Burkina Faso y el extremo oriental de Mauritania) no es segura.

Mauritania – Las embajadas extranjeras afirman que la zona fronteriza de Mali es sospechosa, pero valientes exploradores la cruzan continuamente desde Kiffa o Ayoun al Atrous. Es imposible cruzar desde cualquier punto de entrada al este de estas dos ciudades. Lee mi análisis sobre la seguridad en Mauritania

Senegal – Una frontera bastante común para cruzar que te lleva a la ciudad de Kayes.

Guinea Conakry – Es quizás el paso fronterizo más fácil y seguro de Mali, que te lleva directamente a Bamako vía Siby.

Costa de Marfil – Otra frontera fácil de cruzar que te lleva a una zona especialmente segura de Mali.

Burkina Faso – Como ya he dicho, entrar en Mali desde el este de Burkina Faso es demasiado peligroso, quizás hasta sea imposible, pero puedes entrar en el país por la frontera de Sikasso.

Níger y Argelia – La zona fronteriza con estos dos países es una auténtica zona de guerra.


La mejor época para visitar Mali

Mali es un país caluroso durante todo el año, que experimenta pocas variaciones de temperatura, siempre en torno a los 35ºC de media, sobre todo en la parte central y meridional.

Sin embargo, el norte, compuesto por el inhóspito desierto que caracteriza a la región del Sahel, experimenta un mayor contraste entre el invierno y el verano, pero en cualquier caso, siempre hace calor y hoy en día no puedes viajar hasta allí.

Sabiendo esto, a la hora de planificar tu viaje a Mali, lo único que tienes que tener en cuenta es la temporada de lluvias, que suele ir de junio a septiembre.

Por tanto, la mejor época para planear un viaje a Mali sería después de la temporada de lluvias, de octubre a enero.

Yo visité Mali en febrero-marzo, y también fue genial, no tengo quejas ni nada por el estilo, ya que era época de mangos 🙂

mejor época para viajar a Mali
Marzo es época de mangos, así que puede ser un buen momento para visitar Mali. Aquí tienes a una mujer recogiendo mangos


Mejores experiencias en Mali

Si deseas más info, también puedes ver mi itinerario de 7 días para Mali

Tombuctú y el País Dogón son lo más destacado de cualquier viaje a Mali, pero no los incluí dentro de las mejores experiencias de Mali porque son zonas de riesgo.

Visitar la Gran Mezquita de Djenné

Pocos lugares en el mundo me han conmovido y emocionado tanto como la Gran Mezquita de Djenné.

Este castillo de arena es la mayor construcción de barro del mundo y, en mi visita, la tuve literalmente toda para mí.

consejos para viajar a Mali
La Gran Mezquita de Djenné


Observar la vida local a lo largo del río Níger

El río Níger es un río de 4.180 kilómetros que se extiende por África Occidental, el principal de la región, y cuya importancia geográfica fue clave para el desarrollo de ciudades históricas como Tombuctú y Djenné.

Hoy en día, el río Níger es una fuente de recursos naturales donde los lugareños realizan todo tipo de tareas y trabajos. Desde las señoras que lavan la ropa hasta los trabajadores que recogen la arena necesaria para construir sus edificios de barro, o incluso la plantación de cultivos en sus orillas, el río Níger es un festival cultural durante todo el año que seguramente disfrutarán los apasionados de la fotografía.

Sand collectors Bamako Niger River
Locales recogiendo arena desde el fondo del río Níger


Recorrer los mercados más coloridos

Mali fue el primer país de África Occidental que exploré, así que cuando visité por primera vez esos mercados llenos de señoras con vestidos tan coloridos me lo pasé en grande.

Te recomiendo encarecidamente el mercado de Ségou, que tiene lugar los lunes.

cómo ir a Mali
El mercado de Ségou


Explorar la zona de Siby en moto

Siby es una pequeña ciudad a 50 km al sur de Bamako, popular por sus extrañas formaciones rocosas, sus pueblos vírgenes y sus plantaciones de mango. Es una zona especialmente tranquila y segura también, que se explora mejor en moto.

Yo alquilé la mía a través de @scootwestafrica

Explorando Siby en moto


Seguro de viaje para Mali (con cobertura COVID-19)

El seguro de viaje es algo esencial, sobretodo en tiempos de pandemia, y te recomiendo IATI Seguros, uno de los pocos que tienen amplia cobertura para el Coronavirus:

  • Gastos médicos en caso de que te enfermases
  • Test PCR gratis, siempre y cuando te lo recete un doctor
  • Repatriación

Además, tienes un 5% de descuento por ser lector de este blog


Libros útiles para planificar un viaje a Mali

Guía de viaje de Mali de Bradt (en español)

La única guía disponible sobre Mali es la de Bradt y además, está en español. Data del 2010, y no creo que haya una nueva hasta que termine el conflicto del Sahel. No hay muchos ejemplares a la venta, así que puede que te sea difícil conseguir una.

PINCHA AQUÍ PARA VER PRECIOS


De Djenné a Tombuktú – Renné Caillié (en español)

Renné Caillié fue el primer cristiano en entrar en Tombuktú y viviar para contarlo. Su libro narra las crónicas de su viaje de Djenné a Tombuktú en el siglo XIX.

PINCHA AQUÍ PARA VERLO EN AMAZON


11 Datos culturales para entender sobre Mali

1 – La República de Mali – Es un país sin litoral en África Occidental y el octavo más grande del continente, pero alberga menos de 20 millones de habitantes.

2 – Es una antigua colonia francesa – La cual alcanzó la independencia en 1960.

3 – Mali se incluye dentro de los 10 países más pobres del mundo – Y el conflicto actual no hace más que agravarlo.

4 – Los bambara son el grupo étnico más numeroso – Estos constituyen el 35% de la población total.

Gente de etnia Bambara en Mali
Gente de etnia Bambara en Mali

5 – Pero hay muchos otros grupos étnicos – Fulani, Dogon, Soninké, Songhai, Mandinka, Tuareg y muchos otros. Cuanto más te dirijas al norte, más clara tienen la piel los malienses.

6 – Es predominantemente musulmán – El Islam es la religión que practica el 90% de la población.

7 – Pero son musulmanes moderados – La mayoría de los malienses son creyentes y practican el Islam a diario, pero su forma de devoción no es estricta. Las mujeres llevan vestidos ajustados, el alcohol está muy extendido y son tolerantes, incluso en los pueblos y zonas rurales. Sin embargo, me dio la impresión de que, cuanto más al norte fui, más religiosos me parecían.

Un chaval saliendo todo feliz de su escuela del Alcorán, o sea, cole religioso

8 – El francés es la única lengua oficial – En Bamako, casi todo el mundo puede hablar francés, pero fuera de allí, solo pueden hablarlo las personas cultas.

9 – El bambara es la lengua común – Lo habla alrededor del 80% de la población. Sin embargo, en Mali se hablan más de 40 lenguas africanas.

10 – Muchos signos demuestran que Mali solía ser un destino turístico – Desde varios lugareños que hablan español con fluidez hasta una amplia oferta hotelera y puestos de souvenirs cubiertos de polvo, uno puede sentir que, en tiempos mejores, Mali solía recibir muchos visitantes.

11 – Los malienses son gente honesta y amigable – En Bamako, conocí a algunos expatriados que afirmaban que una de las cosas que más les gustaba de Mali era que los malienses son honestos de verdad, y esto es algo que, como viajero, lo aprecias totalmente. Según mi experiencia, la gente siempre estaba encantada de ayudarte, las estafas eran algo inusual y nunca sobrepasaban la línea entre ser amables y demasiado intensos, salvo los clásicos lugareños locos con los que te topas en Bamako.

Comprar ropa del lugar
Tanto los hombres como las mujeres visten con ropas coloridas. Normalmente, compran la tela en el mercado y la llevan después a un costurero. Abundan tanto las tiendas de telas como los costureros, y me sorprendió que en Siby pagué menos de 5€ (tela + mano de obra) por una camiseta impecable. También lo hice en Bamako, pero allí pagué unos 12€. En cualquier caso, es una cosa muy chula que puedes hacer cuando viajas por Mali, y los lugareños seguro que lo aprecian.

La tela que me compré
Presumiendo de camiseta tradicional 🙂


La cocina en Mali

Después de viajar por Mauritania, mis expectativas en cuanto a la comida eran terriblemente bajas, pero la comida maliense resultó ser bastante buena, aunque tenías que buscarla, porque la mayoría de los restaurantes normales sirven lo que ellos llaman comida francesa, que incluye comidas como carne a la parrilla, pescado, sopas y patatas fritas.

En realidad no es comida francesa, sino simplemente internacional, y ese tipo de restaurantes suele pertenecer a hoteles y albergues, o estar situados en zonas donde es más probable que pases el rato. Están bien porque tienen cerveza y probablemente café, pero son carísimos y te evaden de la experiencia maliense.

También hay muchos puestos de comida callejera donde puedes conseguir comida del lugar, pero la peculiaridad es que no hay muchos restaurantes malienses propiamente dichos, y todos a los que fui fueron por recomendación.

La comida básica en Mali es el tiga diga na o tigadèguèna, que consiste en salsa de cacahuetes con arroz. Es lo que la mayoría de los malienses comen a diario y lo que más se encuentra en la calle. Cuesta menos de 50 céntimos y, por un dólar más, puedes pedir un estofado de carne en el lateral.

Los malienses son grandes consumidores de carne, pero presta atención en esos restaurantes y puestos, y verás que muy pocos malienses la piden con carne, básicamente porque no se la pueden permitir.

Para desayunar, los puestos de comida callejera suelen vender sándwiches de huevo, pero también contundentes guisos de carne a las 7 de la mañana.

tiga diga na Mali
Tiga diga na, un curry de cacahuetes

Más comidas que probablemente consumirás en Mali:

  • Yassa – Pollo marinado con limón, normalmente acompañado de arroz.
  • Arroz jollof – Plato a base de arroz que se suele comer en toda África occidental y que consiste en arroz de grano largo con cebolla, tomate y especias. Se come con pollo o pescado, ¡pero el jollof a secas ya está bien de por sí!
  • Toukasso – Esto es lo mejor que he comido en todo África. Es un guiso a base de tomate con muchas especias diferentes, carne tierna y albóndigas. Es un plato de boda tradicional de Tombuctú, por lo que no es fácil de encontrar. Lo comí en un hotel de Bamako.
cocina en Mali
la comida casera es siempre la mejor


Qué beber en Mali

Agua – Obviamente, hay que evitar beber agua del grifo. Una botella de 1,5l de agua mineral cuesta casi 1€ en cualquier sitio, mucho más cara que en casa, así que, como alternativa, venden unas pequeñas bolsas de plástico llenas de agua fría. Una bolsa de plástico llena (de unos 0,5l) cuesta menos de 10 céntimos, pero sí que a veces tiene un sabor raro. Yo las compré en varias ocasiones y, aunque no recomiendan que los extranjeros la beban, yo no enfermé ni nada parecido.

Té – Los malienses beben el té de forma similar a los mauritanos, bastante espumoso, pero no son tan devotos del proceso de preparación. Consulta mi guía de viaje de Mauritania para saber a qué me refiero.

Café – Me alegró ver que había café por todas partes en Mali, incluso en las ciudades pequeñas, donde muchos puestos callejeros preparan café molido en una gran olla. En Bamako puedes encontrar muchísimas cafeterías de estilo occidental.

Alcohol – A pesar de ser un país musulmán, puedes encontrar cerveza con mucha facilidad, sobre todo en el sur y el centro de Mali. Pero en las zonas más conservadoras puede ser más difícil. Por ejemplo, en Djenné, que es una ciudad muy religiosa, no había, y creo que cuanto más al norte vayas, más difícil va a ser que encuentres.

Mali cerveza
Se encuentra cerveza fácil, incluso al lado de mercados tradicionales


Dinero, presupuesto y costes

En Mali se utiliza el franco CFA de África Occidental (XOF) y aproximadamente:

1€ = 650CFA

Sobre el CFA

El franco CFA de África Occidental es la moneda común utilizada en muchos países de la región, como Senegal, Costa de Marfil, Togo, Benín, Burkina Faso, Níger y, por supuesto, Mali.

Antiguamente se llamaba Franco de las Colonias Francesas en África (no hace falta explicar por qué), y todavía hoy está en paridad con el antiguo franco francés (100CFA = 1 franco).

Tarjetas de crédito y cajeros automáticos – Como es de esperar, el pago con tarjeta de crédito es poco frecuente, pero abundan los cajeros automáticos que aceptan tarjetas extranjeras. Yo saqué dinero tanto del BDN como del Eco Bank sin ningún problema.

Cambio de moneda – No tuve necesidad de cambiar monedas, pero en el centro de Bamako me perseguían constantemente lugareños que ofrecían cambiar euros o dólares a un precio justo.

Regateo – El regateo es una práctica habitual en Mali, incluso para los lugareños, así que hay que intentar hacerlo siempre, sobre todo al comprar frutas, telas y recuerdos.

Cuánto cuesta viajar en Mali

Estos son los precios de las cosas más típicas:

  • Una comida en un restaurante no local: 4000-6000CFA
  • Una comida en un restaurante maliense: 2000-3000CFA
  • Comida callejera (normalmente tiga diga na): 300CFA
  • Comida callejera con carne: 1000CFA
  • Cerveza en la mayoría de bares: 1000CFA
  • Cerveza en lugares locales: 500CFA
  • Viaje en taxi dentro de Bamako: 1000-1500CFA
  • Autobús local dentro de Bamako: 100CFA
  • Botella de agua: 400-600CFA
  • Agua en bolsa de plástico: 25CFA
  • Alojamiento económico, pero limpio: 12000-16000CFA
  • Autobús a Ségou desde Bamako: 3000CFA

Presupuesto mochilero medio diario para Mali

alrededor de 45€ al día

En el mercado de Bamako puedes comprar de todo


Cómo encontrar alojamiento en Mali

Bamako, Siby y Ségou cuentan con una amplia oferta de buenos hoteles turísticos, costando los más económicos unos 20€ por noche. Suelen ser limpios y cómodos.

Dada la gran cantidad de expatriados y trabajadores de ONG que viven en la capital, Bamako tiene la mayor oferta y los únicos que se pueden encontrar online.

Fuera de Bamako, no puedes reservarlos online. Estos son los hoteles en los que me alojé:

  • Bamako – Sleeping Camel – Una guest house dirigida por un estadounidense (Phil) y un australiano (Matt). Su guest house cuenta con un estupendo bar frecuentado por personas de la embajada y de la ONU, una cómoda burbuja occidental donde descansar del caótico Bamako. 16.000CFA por una habitación doble.
  • Ségou – Soleil de Minuit – Básico pero limpio, cómodo y con la mejor ubicación. 12.000CFA por una habitación doble con baño privado.
  • Djenné – Campement de Djenné – Se suponía que me iba a alojar aquí, pero al final me quedé en casa de mi guía. En cualquier caso, este es el único hotel de Djenné que sigue abierto.
  • Siby – Hotel Kamadjan – Hotel tradicional con bungalows malienses. Más básico que otros lugares en los que me alojé. 8.000CFA por el bungalow más barato.


Cómo desplazarse por Mali

Viajar por Mali en transporte público

Como en la mayoría de los países en desarrollo, los autobuses locales circulan con frecuencia, lo que facilita los desplazamientos.

Desde Bamako, puedes coger fácilmente un autobús a Siby, Sikasso y Ségou.

Desde Ségou, también puedes ir a Djenné, pero, como ya he dicho, es mejor hacerlo con un guía porque las averías son frecuentes y el mayor peligro en Mali (secuestros o ataques aleatorios) se produce en las carreteras.

Algo bastante inusual que descubrí fue que hay varias estaciones de autobús tanto en Bamako como en Ségou repartidas por una gran zona, todas ellas pertenecientes a una compañía de autobuses diferente y con horarios distintos, y eso lo hacía bastante incómodo.

Viajar por Mali con tu propio vehículo

No recomiendo viajar al norte de Ségou con tu propio coche o moto, pero al sur de Bamako no debería de haber problema. Yo alquilé una moto en @scootswestafrica y conduje hasta Siby, a 50km al sur de Bamako. Fue una experiencia fantástica.

Así es como viajé entre las ciudades:

  • De Bamako a Ségou – En autocar
  • De Ségou a Dougouba – En taxi
  • De Ségou a Djenné y San – Con un guía privado y su coche
  • De Bamako a Siby – En moto
Jamás había visto esta señal de tráfico


Internet y conectividad en Mali

Como es de esperar, el Wi-Fi en Mali es pésimo, pero la conectividad 4G es extraordinaria, así que hazte con una tarjeta SIM y llénala de datos.

Dónde conseguir una tarjeta SIM

Hay muchas oficinas de Orange Mobile donde supongo que podrías hacerte con una. Sin embargo, yo conseguí la mía en el Sleeping Camel porque tienen un amigo local que las vende. Por menos de 10€ conseguí suficientes datos para un viaje de 2 semanas.


Más información para viajar a Mali

Recuerda de ver mi ruta para Mali para lugares que visitar

Y aquí puedes aprender todo lo relacionado con la seguridad en Mali

De seguro de viaje, contrata IATI (5% descuento)

Quieres continuar tu viaje en Mauritania?

También puede que te interesen mis guías al Cuerno de África

cómo viajar a Mali

Empieza a planear tu viaje

Para reservar un hotel o un guest house, mira en Booking.com

Para reservar un hostel o albergue, mira siempre en Hostelworld

Para tu seguro de viaje, te recomiendo:

1 – IATI Seguros Seguro más barato y versátil (5% de descuento + planes para gente mayor de 70 años)

2 – Chapka – Buen seguro para mochileros, con amplia cobertura (7% de descuento)

3 – True Traveller (solo españoles) – Buen seguro para viajes de aventura.

Para todo tu material viajero, desde equipo fotográfico hasta mochilas y libros, mira en Amazon

Si quieres ver todas las compañías que uso para planificar mis viajes, échale un ojo a mi página de recursos viajeros

Transparencia: Como viajero uso todas y cada una de las compañías que recomiendo y que sepas que, si compras cualquier producto o servicio a través de mis enlaces (reservar un hotel o comprar un seguro), yo me llevaría una pequeña comisión, sin que ello te supusiera un gasto adicional.

4 comments

  1. Holà Joan. Yo estuve en Malí hará ya como 10 años y en esa época si q se podía ir hasta Tombouctou y al país Dogón sin problemas. De hecho a Tombouctou fui en pinasse o barcaza fueron dos noches y 3 días desde creo q era Sevare, mas allá de Mopti. Realmente fue un viaje q me impactó

  2. Yo estuve en 1990, cuando la movida de los tuaregs…Fue mi primer viaje a Africa y desde entonces no he parado….Fuimos más allá de Gao….Entonces, ni en Bamako habían hoteles “ decentes”, nos quedábamos en casas de misioneros….que nos acogieron de maravilla…
    Me encantaría volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos con asterisco* son obligatorios